Pasar al contenido principal

Las consecuencias reputacionales del caso Danske Bank

Enviado por Infolaft el

Artículo por: Infolaft

El jefe de operaciones suecas de Danske Bank, Berit Behring, informó de su preocupación acerca de que algunos clientes en Suecia, la que es considerada la mayor economía nórdica, están en proceso de “reconsiderar su lealtad al banco” mientras esperan el resultado de múltiples investigaciones criminales contra de la entidad tras conocerse acusaciones de que la entidad participó en un esquema de lavado que movilizó al menos USD 230 mil millones. Aunque no se sabe con certeza hacia dónde apuntarán los resultados de las investigaciones, el funcionario afirmó que sí se puede asegurar con algún grado de certeza que lo que ocurra en sede judicial puede determinar qué tan dispuestos están los clientes a seguir con el banco. En una entrevista en un medio local, Behring dijo que los clientes ahora están expresando preocupaciones lo que "desafortunadamente, ha dañado nuestra percepción de confianza en el mercado incluso aquí en Suecia", dijo. Además, dijo, el escándalo ha provocado un recorte en las calificaciones de sostenibilidad y transparencia del Danske, que ha afectado el comportamiento entre los clientes institucionales que toman decisiones basadas en esas calificaciones. Aunque Behring se negó a dar más detalles de los impactos reputacionales recibidos, si informó que los mercados tendrán datos pormenorizados cuando el Danske Bank informe sus resultados del cuarto trimestre del año pasado el próximo 1 de febrero.  

El escándalo

  Danske Bank admitió que vastas cantidades de dinero de clientes sospechosos no controlados ubicados en antiguas repúblicas soviéticas fluyeron a través de una sucursal en Estonia. El Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga el caso, mientras que las autoridades danesas ya han presentado cargos preliminares contra el Banco. En Estonia, 10 ex empleados de Danske han sido detenidos. Las estimaciones de los analistas para las multas que podrían ser impuestas van desde poco menos de USD 1.000 millones a más de USD 8.000 millones. Mientras tanto, el banco todavía está buscando un presidente permanente para reemplazar al más reciente presidente destituido en octubre por su papel en el escándalo de lavado. En este contexto, los inversores se preguntan qué tan bien se llevarán a cabo las operaciones básicas de Danske, por lo que la noción de que su negocio bancario nórdico podría verse afectado llega en un momento particularmente malo.   Lea también: 2018: un año de sanciones por incumplir el Sarlaft    

Recomendados

Congreso Panamericano de riesgo de LA/FT/FPADM en Cartagena

La Asociación Bancaria de Colombia realizará el 23° Congreso Panamericano de...

Bogotá, sede de congreso internacional de prevención LA/FT

La firma Cumplimiento y Riesgo realizará en la ciudad de Bogotá, Colombia, su...

Criptoactivos: así va Latinoamérica con sus controles ALA/CFT

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) publicó un informe que...