Pasar al contenido principal

¿Cómo construir marcos eficaces para identificar beneficiarios finales?

Enviado por Infolaft el

Artículo por: Infolaft

Informe OCDE y BID sobre beneficiarios finales. Imagen Freepik

Informe OCDE y BID sobre beneficiarios finales. Imagen Freepik

La OCDE y el BID elaboraron un manual conjunto para brindar recomendaciones a los países acerca de cómo promover la plena identificación de beneficiarios finales.

Sin lugar a duda, la identificación de los beneficiarios finales es uno de los principales retos que enfrentan los países y sujetos obligados para prevenir el lavado de activos, la corrupción y la financiación del terrorismo.

Conscientes de la magnitud de la tarea, la OCDE y el BID dispusieron a sus equipos de trabajo para construir una guía que permita a todas las jurisdicciones del mundo avanzar en este propósito.

Se trata del informe ‘Construyendo marcos eficaces de beneficiarios finales’, el cual está dividido en tres partes.

 

SAGRILAFT

Primera parte: definiciones y contexto

En la primera parte se aborda el concepto de beneficiario(s) final(es), su importancia y los criterios utilizados para identificarlos.

Asimismo, se explica la importancia del asunto para la transparencia en los sectores financiero y no financiero, y se describe la interacción de los beneficiarios finales y los estándares internacionales contra el LA/FT.

En esta parte también se presenta la interacción con los requisitos relativos al estándar de intercambio de información (EOI en inglés).

Definición de beneficiarios finales

La definición de beneficiarios finales, de acuerdo con los estándares de intercambio de información y el proceso para identificarlas, se ciñen a las recomendaciones pertinentes del GAFI de 2012.

Según el Glosario del GAFI, un beneficiario final es la(s) persona(s) natural(es) que finalmente posee(n) o controla(n) a un cliente y/o la persona natural en cuyo nombre se realiza una transacción.

Tal definición se extiende también a las personas que ejercen el control efectivo final sobre una persona jurídica u otra estructura jurídica.

En el glosario del GAFI se aclara que las expresiones “que finalmente posee o controla” y “control efectivo final” se refieren a las situaciones en las que la propiedad o el control se ejercen mediante una cadena de propiedad u otros medios de control indirecto.

Esta definición figura también en las notas al pie 8 y 12 de los términos de referencia del acuerdo de intercambio de información previa petición (EOIR en inglés).

¿Cómo se ocultan los beneficiarios finales?

Respecto al primer punto, se resalta la importancia de la transparencia de los beneficiarios finales, teniendo en cuenta que desempeña un papel central en la transparencia fiscal, la integridad del sector financiero y la aplicación de las leyes.

El reporte considera el hecho de que en numerosas jurisdicciones utilizan cadenas complejas de propiedad de personas y estructuras jurídicas para ocultar la identidad de los “verdaderos propietarios” de los activos, incluidos los financieros, así como la verdadera finalidad y el origen de los fondos o los activos, facilitando la evasión fiscal, la corrupción y el lavado de dinero.

Para ocultar los verdaderos propietarios, agrega el informe, se usan de forma ilícita entidades jurídicas como sociedades mercantiles, fundaciones, sociedades de personas, fideicomisos, entre otras.

Además, con el fin de lograr el anonimato, también se pueden usar mecanismos como las acciones al portador, fideicomisos, apoderados de accionistas o de miembros del órgano de administración, y entidades como sociedades pantalla (shell companies), sociedades inactivas y otras estructuras similares.

 

SAGRILAFT

Disponibilidad de información sobre los beneficiarios finales

De acuerdo con el estándar EOIR, la información sobre los propietarios legales y los beneficiarios finales de personas jurídicas, estructuras jurídicas y cuentas bancarias deberá ser suficiente, exacta y actualizada.

Así mismo, las obligaciones relativas a la documentación y su conversación cubren el periodo mínimo de cinco (5) años, contados a partir del año en el cual se recoja la información.

Dicha conversación aplica incluso en los casos en que las personas o estructuras jurídicas dejen de existir o se cierre la cuenta bancaria.

En igual sentido, se debe tener por lo menos una fuente de información confiable, lo que significa que una o más personas o autoridades situadas bajo la jurisdicción territorial del país tengan en su poder o controlen la información.

Segunda parte: resultados preocupantes

En la segunda parte del informe se resumen los resultados del proceso de revisiones de pares del estándar EOIR y las tendencias de la implementación de requisitos relativos a los beneficiarios finales.

Genera preocupación que, en los resultados de las revisiones de pares del Foro Global, la disponibilidad de información sobre los beneficiarios finales de todas las entidades jurídicas relevantes presenta deficiencias legales o prácticas y parece haber alcanzado un grado menor de madurez.

Sugerencias para la disponibilidad de la información

Para que haya información sobre los beneficiarios finales de entidades jurídicas o sobre cuentas bancarias, el marco legal y regulatorio de una jurisdicción debe:

 

  1. Adoptar una definición de beneficiarios finales y una metodología para identificarlos que concuerde con las recomendaciones del GAFI y el estándar EOIR.
  2. Abarcar todas las entidades relevantes.
  3. Establecer obligaciones relativas al mantenimiento de registros.
  4. Aplicar sanciones al incumplimiento.

 

Tercera parte: enfoques para la disponibilidad de información

La tercera parte del informe se centra en los distintos enfoques del establecimiento de un marco para la disponibilidad de información de conformidad con el estándar EOIR sobre los beneficiarios finales. Estos enfoques se basan en:

 

  1. Enfoque AML/CFT: las instituciones financieras (IF) y las actividades y profesiones no financieras designadas (APNFD) mantienen la información sobre beneficiarios finales en cumplimiento de las obligaciones relativas a la DDC en el marco AML/CFT.
  2. Enfoque de la entidad: las propias entidades mantienen la información sobre beneficiarios finales.
  3. Enfoque del registro central: un registro de beneficiarios finales es mantenido por una autoridad pública.
  4. Enfoque de la administración tributaria: la administración tributaria mantiene la información sobre los beneficiarios finales.

 

El uso de varios marcos jurídicos y, en consecuencia, de más fuentes de información por lo general lleva a un sistema más sólido de beneficiarios finales.

Según el informe, en particular, el uso del marco AML/CFT combinado con uno o más enfoques ha conducido a mejores resultados.

El marco jurídico, independientemente de los enfoques utilizados, debe concordar con el estándar de beneficiario final y combinarse con medidas firmes de monitoreo y supervisión para ser plenamente eficaz.

Por lo tanto, cada jurisdicción tendrá que hacer su propia evaluación interna de los mejores enfoques para implementar y mejorar sus sistemas, teniendo en cuenta los marcos jurídicos, normativos y estructurales que ya existen.

Como conclusión, el manual plantea que el Foro Global requiere que las jurisdicciones aseguren la disponibilidad de información sobre los beneficiarios finales de todas las personas y estructuras jurídicas relevantes, así como sobre las cuentas bancarias, y que las autoridades tributarias tengan acceso a esta información para lograr combatir con los flagelos de lavado de activos, corrupción, transparencia fiscal y otros delitos financieros.

Recomendados

Bogotá, sede de congreso internacional de prevención LA/FT

La firma Cumplimiento y Riesgo realizará en la ciudad de Bogotá, Colombia, su...

Criptoactivos: así va Latinoamérica con sus controles ALA/CFT

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) publicó un informe que...

Importante congreso de prevención LAFT en República Dominicana

La firma Cumplimiento y Riesgo realizará en la ciudad de Santo Domingo su...