Pasar al contenido principal
Banner listas

¿Ha escuchado estas frases? Pueden indicar un caso de fraude

Enviado por Infolaft el

Artículo por: Infolaft

The Fraud Explorer, un producto de NoFraud. Imagen Freepik

The Fraud Explorer, un producto de NoFraud. Imagen Freepik

Es posible que expresiones como “hay que mover las influencias”, “préstame tu usuario”, “puede ser entre nosotros”, “lo vendemos por partes” o “como quien no quiere la cosa” sean comunes en el argot popular, familiar y empresarial.

Quizá estas frases, a primera vista, no tengan sentido o pasen desapercibidas. Sin embargo, cobran un significado diferente cuando se analizan a través de la semántica, especialmente para detectar fraude y corrupción.

La semántica es la parte de la lingüística que estudia el significado de las palabras y expresiones que, combinada con el procesamiento del lenguaje natural –una de las ramas de la inteligencia artificial– permite entender cómo las personan verbalizan situaciones que están relacionadas con los vértices del triángulo del fraude (presión, oportunidad y justificación).

Esa verbalización puede ser indicadora de actos de fraude, corrupción y abuso corporativo, así como de un clima laboral tóxico, hostil o negativo donde se presentan situaciones de acoso, degradación, inequidad, xenofobia, discriminación, venganza o violencia.

Infortunadamente, tales situaciones destruyen silenciosamente el valor económico de las organizaciones y dejan a su paso pérdidas económicas y reputacionales.

Audacia y oportunidad: claves para la detección

Según Marta Cadavid, socia de NoFraud Latam y experta internacional contra el fraude, “la baja y lenta detección de los actos deshonestos es uno de los grandes problemas que las organizaciones enfrentan en la actualidad, sobre todo en aquellas donde la proactividad pareciera estar muy lejos del alcance de los equipos de administración de riesgos”.

Sin embargo, en la actualidad el mercado cuenta con desarrollos poco convencionales que combinan tecnología y bases de conocimiento capaces de entender la intención de un acto antiético corporativo para prevenir, detectar en etapa temprana y pronosticar la materialización de un riesgo.

Tal es el caso de The Fraud Explorer, un software desarrollado por NoFraud Latam para reducir la brecha del periodo de detección, trabajando en tiempo real y procesando datos semánticos de las comunicaciones corporativas para identificar posibles patrones sospechosos o irregularidades en las primeras etapas de un acto antiético, así como para descubrir esquemas de fraude, mitigar pérdidas monetarias y abordar investigaciones más rápidas.

Julián Ríos, socio de NoFraud Latam y líder tecnológico del proyecto, sostiene que “la base de conocimiento de la plataforma está compuesta por la librería conductual de más de 100.000 expresiones claves, en inglés y español, relacionadas con presiones personales y financieras, oportunidades creadas por el perpetrador o falta de controles internos de la empresa, y racionalizaciones o excusas para cometer fraude”.

Según el experto, algunas de las expresiones que deben despertar alertas son las siguientes:

  1. [Negociaciones] pasa por menor cuantía.
  2. [Negociaciones] el contrato es suyo.
  3. [Negociaciones] yo escojo los proveedores.
  4. [Negociaciones] hablemos de negocios.
  5. [Negociaciones] es un gana gana.
  6. [Negociaciones] estoy buscando socios.
  7. [Negociaciones] nadie pierde.
  8. [Excusas] todo se puede explicar.
  9. [Alternativas] como quien no quiere la cosa.
  10. [Alternativas] lo único que te puedo ofrecer.
  11. [Alternativas] hay una manera más fácil
  12. [Ventajas] están dejando de ganar.
  13. [Ventajas] vaya subiéndolo de a poquitos
  14. [Estrés] me voy a incapacitar.
  15. [Arrogancia] no me voy sin plata.
  16. [Arrogancia] a como dé lugar.
  17. [Arrogancia] por cuenta propia.
  18. [Arrogancia] las puertas están abiertas.
  19. [Arrogancia] hay que mover las influencias.
  20. [Arrogancia] no es necesaria ninguna autorización.
  21. [Arrogancia] coronamos eso.
  22. [Peticiones] pórtate bien conmigo.
  23. [Peticiones] con qué se deja ver.
  24. [Peticiones] cuánto porcentaje me da.
  25. [Peticiones] cuánto es lo mío.
  26. [Peticiones] págueme en efectivo.
  27. [Revelaciones] préstame tu usuario
  28. [Revelaciones] soy amigo del auditor.
  29. [Propuestas] el papel puede con todo.
  30. [Propuestas] que parezcan legales.
  31. [Propuestas] aprovechar los vacíos.
  32. [Riesgos] discúlpeme el atrevimiento.
  33. [Riesgos] sin pensar demasiado.
  34. [Falsificacion] que suene parecido.
  35. [Ocultamiento] le cubro la espalda.
  36. [Ocultamiento] quedémonos callados.
  37. [Ocultamiento] por debajo del radar.
  38. [Ocultamiento] se tragaron todo el cuento.
  39. [Ocultamiento] entre las grietas.
  40. [Ocultamiento] nadie pregunta.
  41. [Ocultamiento] no se notan.
  42. [Ocultamiento] que nadie lo vea.
  43. [Ocultamiento] fui cauteloso.
  44. [Ocultamiento] lo sacamos por otro lado.
  45. [Ocultamiento] puede ser entre nosotros.
  46. [Secretos] acá entre nos.
  47. [Secretos] queda entre nosotros.
  48. [Conocimiento] lo vendemos por partes.
  49. [Sabotaje] hay que hacerles el quite.
  50. [Evasiones] voy a librarme de la auditoría.

La enorme librería está clasificada de tal manera que permite procesar en tiempo real datos semánticos como si fueran estructurados para facilitar el análisis de correos electrónicos, chats, mensajes, y notas en más de 100 aplicaciones de comunicación.

Adicionalmente, The Fraud Explorer está entrenado para entender las expresiones propias y culturales de cada país, las cuales, además, se pueden personalizar para cada organización, debido a que las coimas o ‘mordidas’ (“como voy yo” o “ponte guapo conmigo”) tienen su propia connotación cultural.

De otro lado, la librería incluye términos técnicos y complejos propios de diferentes industrias, entre ellas las de energía, las finanzas o el trading (“fixing prices” o “holding inv.”).

Con The Fraud Explorer, la identificación proactiva de comportamientos de empleados o terceros deshonestos y oportunistas relacionados con el fraude, la corrupción, abuso corporativo o la elusión de controles internos es posible y está al alcance de las áreas de auditoría, cumplimiento, investigación de fraudes, legal y recursos humanos.

Después de todo, el uso de tecnologías disruptivas para entender el sentido semántico de expresiones como “nadie pierde”, “no me voy sin plata” o “coma callado” cambian la dinámica de la administración de riesgos cuando se implementan las herramientas correctas.

Recomendados

Principales riesgos y amenazas de LAFT en Estados Unidos

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó la Evaluación Nacional de...

Lavado de dinero: alerta en EE.UU. por uso fraudulento de identidad

La UIF de Estados Unidos (FINCEN en inglés) publicó un reporte denominado...

CVAA: certificación internacional en activos virtuales de FIBA

La Asociación Financiera y Empresarial Internacional (FIBA en inglés) iniciará...