Inicio > Todas las Noticias > No corra riesgos con el conocimiento virtual del cliente

No corra riesgos con el conocimiento virtual del cliente

  • Publicado el: 30 November 2017
Información
Sector: 
General
Contenido de tipo: 
Noticias
Descripción general: 

Cada vez más empresas establecen sistemas para la vinculación electrónica de clientes y contrapartes, lo que supone un esfuerzo adicional de las áreas de cumplimiento para garantizar su plena identificación.

 

El conocimiento del cliente exige que exista un formulario con firma y huella, salvo dos circunstancias: la primera, en los casos contemplados en la Ley 527 de 1999 (que regula la firma digital y comercio electrónico) y la segunda cuando se garantice el pleno conocimiento de la identidad del cliente. Si bien frente a la primera excepción no existe ambigüedad, la segunda sí resulta confusa.

En efecto, al incluir dicho enunciado, la obligación relativa al conocimiento del cliente pasa de ser una obligación de medio (simplemente hacer todo lo posible para que el formulario tuviera la respectiva firma y huella) a una obligación de resultado, cual es garantizar el pleno conocimiento de la identidad del cliente más allá de que se verifique que el formulario tiene la firma y la huella.

Así, y en el entendido de que las operaciones que se realizan por mecanismos virtuales se consideran más riesgosas y requieren un mayor nivel de control, Infolaft le sugiere las siguientes recomendaciones que le permitirán fortalecer el proceso virtual de conocimiento del cliente (si ya lo tiene) o implementarlo de una forma más robusta:

  • Pedir una foto de la cédula no es suficiente, pues existe un alto riesgo de que quien envíe la imagen no sea el dueño del documento de identidad.

  • Busque la manera de obtener, así sea de manera posterior a la vinculación, tanto el formulario como una entrevista presencial. Utilice cualquier oportunidad (actualización de datos, visita del cliente, etc.) para pedirle que termine de cumplir los requisitos.

  • Use otro tipo de información con la que ya cuente para identificar al cliente que se vincula por vía virtual. Por ejemplo, si el sujeto ya tiene productos con usted, si tiene el doble rol de cliente y contraparte, o si el individuo ha canalizado algún pago a través suyo (como impuestos), revise dicha documentación.

  • Si el proceso de vinculación virtual de un cliente levanta una señal de alerta suspéndalo e indique que para culminar con el procedimiento se requiere de una entrevista presencial.

  • Ahorrarse el formulario y la huella no permite ahorrarse los demás controles, como la actualización periódica de información, la debida diligencia cuando las políticas así lo indiquen, entre otros. Recuerde que cualquier dato es susceptible de cambiar, incluso el género.