Inicio > Artículo > Fallas en debida diligencia generan millonaria multa al Citibank

Fallas en debida diligencia generan millonaria multa al Citibank

  • Publicado el: 5 January 2018
Información
Sector: 
Internacional
Contenido de tipo: 
Artículo
Descripción general: 

El banco reconoció fallas en su sistema de prevención del lavado de activos y acordó pagar una multa de USD 70 millones de dólares a la Oficina Contralora de la Moneda de Estados Unidos (OCC por su sigla en inglés).

 

En abril de 2012 la OCC le expidió una orden de consentimiento –algo así como un llamado de atención– al Citibank luego de encontrar presuntas deficiencias en el programa de cumplimiento de la entidad financiera internacional.

También le puede interesar: filial de Citigroup acuerda pagar multa por fallas en su sistema AML

En su momento, la OCC cuestionó al Citibank por la no entrega de reportes de operaciones sospechosas (ROS) y por fallas en los controles de banca corresponsal.

De acuerdo con un reporte de prensa publicado por la OCC, esa agencia “descubrió que el banco no ha cumplido con la orden de 2012 y no completó las acciones correctivas” para solucionar las fallas halladas dentro de su sistema interno.

También le puede interesar: funcionario de Citibank recibió coimas para no reportar operaciones sospechosas 

 

Lupa a las fallas del sistema AML

Dentro de la orden de consentimiento de 2012, la OCC expuso las siguientes deficiencias:

 

  1. Debilidades de control interno, incluida una incompleta identificación de clientes de alto riesgo en múltiples áreas del banco, incapacidad para evaluar y monitorear las relaciones con los clientes en todo el banco.
  2. El banco tiene debilidades en el alcance y documentación del proceso de validación de clientes y falta de adecuación en el proceso de debida diligencia.
  3. La entidad financiera realizó adecuadamente la debida diligencia del cliente y la debida diligencia mejorada en sus clientes corresponsales extranjeros.
  4. No se obtuvo ni analizó adecuadamente información para determinar el riesgo y actividad esperada de clientes particulares.

 

Finalmente, en la orden de 2012 la OCC cuestionó que la auditoría independiente del banco al sistema de prevención de lavado de activos no haya identificado las “deficiencias sistémicas encontradas por la OCC durante el examen”.